(Selección de Josep Valls).


EDICIÓN TEMPORALMENTE CERRADA

A un lado y al otro del río

. domingo, 19 de noviembre de 2006

Fuente: Microsoft Office Online
Tema controvertido si lo hay, el que viene debatiéndose desde hace varios meses a ambos lados del Río Uruguay: LAS PAPELERAS. Por Carolina Herrero.

Desde la decisión de ambas empresas (ENCE y BOTNIA) de instalarse sobre ésta margen del Río Uruguay, ha sido una batalla campal incesable, la que ha dado nuestra vencindad argentina de Gualeguaychú. No solo se han cortado rutas fronterizas de acceso a nuestro país, importantes vías de tránsito de mercancías, sino que se ha desconocido la autoridad del Tribunal Arbitral de MERCOSUR para resolver los problemas que competen a los países que lo integran, acudiendo al Tribunal de la Haya en pos de una condenación a la construcción de dichas fábricas (decir que dicho tribunal se ha manifestado contrario a la suspensión preventiva de las obras de las plantas de celulosa pedida por Argentina).

Primero se esgrimieron razones de acumulación de contaminantes, en el caso de la construcción de ambas plantas sobre la misma margen del Río. Pero una vez que una de las plantas ha desistido en el proyecto, van por la otra. Y allí no se verificaría la acumulación citada, por tanto se agudiza la duda sobre los verdaderos motivos de un rechazo tan enfebrecido.

Siendo que Uruguay propuso el monitoreo conjunto de los efluentes de las plantas de celulosa, resulta evidente que Uruguay quiere cooperar para lograr una solución a este conflicto, y además, brinda una posibilidad real a la República Argentina de participar en esto. Dado que se han requerido los Estudios de Impacto Ambiental pertinentes, creer que no somos capaces de realizar los controles ambientales correspondientes es ignorar la capacidad profesional de nuestro personal técnico y/o su ética, así como asumir la irresponsabilidad de todo un Gobierno de Estado así como de los Organismos Internacionales que financiarán dichos proyectos.

¿Es socialmente responsable cortar sistemáticamente rutas, dejando parados camiones con mercancías, perjudicando enormemente el comercio? ¿Es socialmente responsable construir muros que dividan, como el que levantaron los activistas de Gualeguaychú sobre la ruta que une al país con el puente internacional? Muro que fue construido durante la XVI Cumbre Iberoamericana de presidentes, donde se hizo condena expresa a otro muro, el que levanta los Estados Unidos frente a su vecino México. ¿Es socialmente responsable presionar a los organismos internacionales que financiarán los proyectos, para que suspendan dichos fondos, cuando hay Estudios de Impacto Ambiental que justifican su sostenibilidad? ¿Es socialmente responsable el silencio que guardan los demás miembros del MERCOSUR ante esta controversia?

Quizás lo que comenzó como una bandera con fines electorales, se les haya ido de las manos, y lo peor sería que terminara perjudicando a un país que, en su búsqueda de desarrollo, sustentable, se quedara sin inversiones y sin generación de riqueza, a ésta margen del río.


POST RELACIONADO: Las papeleras que desunieron a dos pueblos hermanos (Blog Responsable ARGENTINA)


LINKS RELACIONADOS: El País / Dirección Nacional de Medio Ambiente del Gobierno de Uruguay

CATEGORÍAS RELACIONADAS: Desarrollo sostenible / Medioambiente / Sector público